La vejez canina

Javier AngulogeriatriaLeave a Comment

Igual que nosotros, nuestros amigos peludos van envejeciendo con el paso del tiempo, salvo que a una velocidad más acelerada que la nuestra, por lo que su esperanza de vida es menor. Se suele decir que un año perruno equivale a siete años de vida de un humano, aunque la esperanza de vida de algunos peludos supere eso con creces gracias a los cuidados y atenciones que les dedicamos.

Para un perro el envejecimiento es similar al que pueda producirse en los humanos, de forma general se produce una perdida de movilidad, de agudeza en los sentidos, se producen cambios en el peso, etc. Todo lo esperable en cualquier persona mayor, la piel y el pelo se apagan, el animo decae…

También la edad facilita progresivamente la aparición de algunas enfermedades como la diabetes, perdidas dentales, enfermedades cardíacas, alteraciones del comportamiento o el cáncer. La mayoría son afecciones a las que nos podemos anticipar realizando una correcta prevención con nuestro veterinario. Llevando a cabo revisiones periódicas en las que se realizarán pruebas específicas lograremos identificar sus síntomas de forma precoz y evitar así que empeore la calidad de vida de nuestro perro.

La perdida de oído o visión, la somnolencia o las perdidas frecuentes de orina son signos de que el organismo de nuestro amigo esta haciéndose viejo y nos avisa de que empieza a requerir una atención extra por nuestra parte para lograr su máximo bienestar el mayor tiempo posible.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Deja un comentario