Mi perro no se duerme

Javier AnguloGeneral, Geriatria, Pediatria, SaludLeave a Comment

Normalmente suele ser una cuestión de la que no nos preocupamos demasiado, pero en algunas ocasiones la falta de sueño de nuestro perro puede alterar el nuestro por lo que resulta interesante conocer las causas por las que nuestro perro puede no estar durmiendo bien.

Por lo general en perros adultos, la falta de sueño o la incomodidad durante el mismo no suele ser un problema ya que estos canes ya tienen establecida su rutina de sueño. En cambio existen situaciones en las que nuestro perro no logrará conciliar el sueño todo lo bien que nos gustaría.

 

Enfermedades:

Todos sabemos que existe una gran variedad de enfermedades que pueden sufrir nuestros canes, así como la gran cantidad de síntomas diversos que pueden darse en estos procesos. Algunas de estas situaciones, de la misma manera que nos puede suceder a los humanos, implicarán que nos cueste más dormirnos o que nuestro sueño se vea interrumpido durante la noche.

El picor y todas las enfermedades de la piel que puedan producir esta desagradable sensación son uno de los candidatos más acertados cuando vemos que nuestro perro se despierta durante la noche con objeto de lamerse o rascarse.

El dolor es otra de las grandes causas que,  junto con otras causas más variadas como el malestar de estómago o las diarreas pueden dificultar en gran medida que nuestro amigo peludo descanse como necesita.

 

Otras causas:

Si bien la presencia de algunas enfermedades puede dificultar o incluso impedir el sueño en nuestros canes, no siempre existirá una enfermedad de base.

El estrés en otra de las principales causas de falta de sueño. Si sometemos a nuestro can a situaciones nuevas y estresantes para él o ella es posible que de de esta situación. Por ejemplo si nos hemos mudado de casa, es posible que el perro necesite un pequeño periodo de adaptación hasta sentirse seguro en su nuevo hogar y esto puede afectar a su sueño.

Del mismo modo la excitación y el nerviosismo también son un factor a tener en cuenta. Si por ejemplo tenemos alguna celebración en casa a la que acuden amigos y familiares, es posible que nuestro amigo peludo presente reacciones de excitación ante tanta atención o incluso puede asustarse.

 

Perros ancianos:

Y no debemos olvidarnos de los perros ancianos. Como ya es sabido, la vejez produce un deterioro progresivo de los órganos y sistemas de nuestros canes al igual que en nosotros y el cerebro no está exento de estos efectos. La senilidad canina produce en algunos casos alteraciones en los ciclos normales del sueño causando insomnio.

 

Trucos y consejos:

Por lo general los perros duermen sin problema siempre que les proporcionemos un lugar adecuado para su descanso y esta puede que sea una causa de su insomnio. Es posible que nuestro perro prefiera un lugar más fresco como el suelo si tiene calor durante la noche, o busque un lugar más resguardado si tiene frío o se siente inseguro. Por ello no debemos obcecarnos con que duerma en donde nosotros hemos elegido sino más bien procurar cierta flexibilidad y dejar que elija el sitio donde mejor se sienta para dormir.

Por otra parte, el establecimiento de una rutina previa al sueño resulta un aspecto importante a la hora de ayudar a nuestro can a conciliar el sueño. Para ello debemos procurar que su último paseo del día sea tranquilo, de modo que no le produzca excitación o nerviosismo. Otro punto importante de esta rutina es la alimentación. Si nuestro perro tiene hambre o sed su atención se fijará en esto y dificultará su sueño, por lo que procuraremos darle su ración de la tarde después del último paseo del dia y un rato antes de irse a dormir, reduciendo los estímulos externos como ruidos o luces para ayudar a su relajación.

Y vosotros…¿ cómo dormis a vuestros perretes? ¿alguna vez han sufrido insomnio? ¿cómo lo habéis resuelto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *